miércoles, octubre 14, 2009

La espiral de tus ojos.

Era una inmensa espiral de colores. En la pared, ahí, pintada con sangre y otros errores. Gritaban cosas que no podia entender nadie, palabras que no existian, lenguas que ya nunca se escuchaban en la calle. Rebotaban, cada silaba, dentro de mis timpanos y lo unico que podia hacer yo era recordar cuando tenía miedo y te cojía fuerte de las manos. Cerré los ojos para dejar de ver todo aquello, me hundí en el colchón y en mi mente solo quedó esa frase impresa: 'me acuerdo todavia cuando te besaba.' Era todo fuego, sudor y alma.
El alma que se llevó una orquidea cuando me acerqué para oler su aroma. Y yo que seguia creyendo aun que la vida solo era una broma, me la jugó otra vez, enredando en mi puño un alambre oxidado.
No te dejaré escapar, me susurró al oido aquel mago y me encerró como un canario en una jaula de cristal. Ni si quiera era lo suficientemente grande para hacerla caer y romperla en mil pedazos. Y me borró de la memoria las tardes de los mil abrazos bajo las sabanas, que aunuqe no fueran de raso, colocaba con esmero pero que siempre acababan en el suelo.
Y cuando dejé de recordar tu identidad no quise acordarme de mi nombre y solo contestaba cuando me llamaban 'pequeña hada sin alas'. No era facil de pronunciar pero yo no queria que nadie me tuviera en su boca.
Me volví loca al hablar conmigo misma y mi soledad. Me volvi loca al no poder contemplar el sol, que no se filtraba por la tela de araña que cubria las rejas de mi diminuto palacio de sucio cristal.
Maldita orquidea embrujada, pensé, que no quisiste darme nada y yo a cambio te di todo lo que yo amaba!
-Y que amabas si creias que la vida no existia, que todo aquello era una mentira?-
Y como lo voy a saber si no se ni quien soy yo! Si no soy un hada ni una anciana! Ni un pajaro ni un mosquito! Ni una araña, ni si quiera una cucaracha!
-Eres la nada personificada, sin memoria, sin fronteras, un fantasma que se pasea en las mentes de aquellos que alguna vez te vieron. No tengas miedo, no debes temerle al olvido, pues hace mil años que solo eres un pensamiento extraviado. Solo un mito!

Y mis ojos se llenaron de vapor de lagrimas que abrasaban mis rostro. No se si soy un monstruo o algo hermoso.
-Eres hermosa, como el rojo de las amapolas, como el verde de las hojas, como tus ojos cuando sollozan. Como la libertad ocupando cada milimetro del aire que respiras, como los besos que hace un milenio que no me regalas.

Como tu nombre cuando yo lo pronunciaba.
Como tu presencia dormida encima de la cama.
Como su silueta bajo las sabanas.
Como tus caricias sobre mi alma.

Se quien soy.
Se quien eres.

Eres el arte de todos los colores, las espirales de las paredes, la sangre por mis venas.
Eres mi amor.
Eres mi pena.

1 comentario:

K a p p i e dijo...

- Eres la nada personificada, sin memoria, sin fronteras, un fantasma que se pasea en las mentes de aquellos que alguna vez te vieron. No tengas miedo, no debes temerle al olvido, pues hace mil años que solo eres un pensamiento extraviado. Solo un mito!


~~

Cómo me gustó esa parte.
Muy bueno : )


Saludos!